parallax background

Dietas de desintoxicación

AVANCES CONTRA EL VIH/SIDA
26 noviembre, 2017
Uso de los lentes de contacto
10 diciembre, 2017

¿Las dietas de limpieza sirven?

las que están basadas en frutas, verduras, batidos vegetales y líquidos lo que hacen es aplicar la máxima que deberíamos tener como Norma cotidiana:  consumir frutas y verduras,  hidratarse bien y controlar la ingesta de grasas y carbohidratos.

¿funcionan? ¡claro!…  por el tiempo en que se mantengan.  sin embargo,  no todas son de fiar.  Algunas dietas que incluyen elementos milagrosos se trata simplemente de negocios oportunistas que hablan desde lo que la gente quiere oír y no desde el conocimiento.

 

¿El cuerpo Necesito que le ayuden a “limpiarse”?

El cuerpo cuenta con todos los mecanismos para limpiarse a sí mismo.  Inclusive el cerebro tiene células encargadas de ayudar aislar y eliminar en el torrente sanguíneo las toxinas y todo aquello que pueda hacerle daño.  el  torrente sanguíneo lleva estas toxinas al hígado (donde se metaboliza azúcares y grasas) y riñones (donde se metabolizan las proteínas) y de allí al intestino y la vejiga De donde se eliminan.  La sudoración es otra vía por la que se descartan toxinas.  El cuerpo está totalmente equipados para una limpieza de una rutina normal,  pero si estamos abrumandolo,  alimentándonos con grasas,  carbohidratos, alcohol, cigarrillo, sustancias, medicamentos sin control, se está sobrecargando el sistema.

 

¿ Cómo ayudar al organismo?

Si estamos hablando de desintoxicarse, El primer paso obvio feriado intoxicarse.  además de ello, tener cotidianamente una alimentación saludable con frutas y verduras incluidas, tomar minimo 2 litros de líquido (preferiblemente agua) al día para ayudar a la eliminación de toxinas; no ingerir más de las calorías Recomendadas según nuestra edad, peso, talla y requerimiento energético, disminuir carbohidratos; controlar las grasas; no fumar y beber moderadamente y aumentar la actividad física (ya que cambia las vías metabólicas y ayuda a regular la producción de insulina). No se trata de dejar las grasas del todo, ni de abandonar a rajatabla los azúcares, si no consumirlos moderadamente. Los alimentos con moderación nutren, pero en exceso pueden generar desbalance y hacer daño.

 

¿Para cambiar de hábitos?

Alimentación balanceada problemas crónicos.  por ejemplo,  en los últimos años han aumentado los casos de personas cúmulos de grasa en el hígado,  lo que se asociaba anteriormente con el alcoholismo,  pero hoy se relaciona más con los hábitos de alimentación,  por lo que se llama hígado graso no alcohólico.  es una condición que ya está presente en niños muy pequeños,  hecho bastante grave,  ya que el hígado graso constituye la cuota inicial para una cirrosis hepática o para un cáncer de hígado.

 

Fuente: Revista Sura – Sandro Gómez

Maquet, M.D. Nutrólogo.