parallax background

¿Cómo afecta el estrés a nuestra visión?

¿Las gafas de realidad virtual afectan mi visión?
31 December, 2017
¿Cuáles son los 5 nutrientes más importantes para tener una buena vista? 
14 January, 2018

El temblor de ojos se produce por el deficiente e involuntario funcionamiento del músculo de Müller encargado de elevar el párpado. Este músculo está controlado por el sistema nervioso simpático, actúa de forma involuntaria y se puede activar en situaciones de estrés en las que liberamos mucha adrenalina. Se trata de tics y temblores localizados alrededor de los ojos. No existe un tratamiento oftalmológico específico. Descansar y aplicar un suave masaje en la zona puede ayudar a paliarlos.

La maculopatía serosa central es una inflamación benigna de la mácula (la parte de la retina encargada de la percepción de los detalles). La maculopatía suele producir una visión borrosa e incluso pérdida repentina de la visión. Los tratamientos para este problema son muy variados y debe ser el oftalmólogo el que determine el más adecuado para cada caso. La coroidopatía central serosa puede originar oscurecimiento de la zona central de la visión, pérdida de nitidez visual y percepción de imágenes distorsionadas o deformadas.

Cuando estamos sometidos a estrés permanente también podemos llegar a sufrir una pérdida súbita de la visión o amaurosis. Normalmente la pérdida de visión suele ser un síntoma transitorio, pero en todo caso es siempre recomendable un revisión oftalmológica que permite descartar otros problemas visuales.

Sequedad ocular, enrojecimiento de los ojos, quemazón, picor o sensación de cansancio ocular pueden ser otras de las manifestaciones de que estamos sometidos a situaciones de estrés. Un aviso de nuestro organismo de que debemos modificar nuestros hábitos y conductas y subsanar la raíz de un problema que tiene consecuencias en nuestra visión y en la salud de nuestros ojos.

sobreexposición a dispositivos digitales

La astenopía o estrés visual es un trastorno que ha incrementado de forma considerable en los últimos años, producto del uso excesivo de los dispositivos electrónicos. No es la única causa pero la sobreexposición a pantallas digitales y el sobre esfuerzo al que son sometidos  los ojos frente a la luz azul nociva tienen como una de sus consecuencias el estrés visual. La fatiga visual, que no vista cansada,  afecta al 80% de las personas que trabajan frente a ordenadores por tiempo prolongado (en España, los menores de 30 años pasan 10 horas y media diarias visualizando pantallas; la población entre 31 y 45 años, 9,3 horas; las personas entre 46 y 60 años, 8,3 horas) y es común entre quienes se exponen a ambientes con poca iluminación.

La sensación de fatiga ocular, casi siempre acompañada por una visión borrosa, dolor de cabeza, incapacidad para enfocar correctamente, puede conducir a otras complicaciones de salud visual. De forma que identificar las señales con que se manifiesta y poner freno a esta situación con filtros de luz azul, moderación de las horas de exposición y una correcta postura corporal pueden ayudar a una mejora considerable de la salud de nuestros ojos.

Fuente: Varilux.es