parallax background

Pupilas dilatadas o midriasis ¿a qué se debe?

¿Cómo afectan las nuevas tecnologías a la visión de los niños?
7 April, 2018
¿Qué son los destellos de luz en el ojo?
21 April, 2018

Las pupilas tienen la capacidad de contraerse y dilatarse, ya que su función es regular la entrada de luz al globo ocular, pero en algunas ocasiones la dilatación puede estar causada por alguna enfermedad o anomalía. ¿A qué se deben las pupilas dilatadas?

¿Qué es la midriasis?

La midriasis es la dilatación de la pupila, esto ocurre generalmente cuando la visión se expone a una situación de baja iluminación y se activa la llamada visión escotópica.

La pupila es un pequeño agujero ocular que actúa como regulador del paso de luz hasta la retina, mediante contracciones y dilataciones. Se encuentra cubierta completamente por la córnea.

Las fibras musculares que forman el iris aumentan o disminuyen de tamaño, esto produce una contracción o dilatación de la pupila produciendo la contracción o dilatación pupilar.

Se trata de un acto automático para controlar la cantidad de luz que el ojo permite entrar hasta el globo ocular.

Cuando la pupila se contrae estamos hablando de miosis. Esto sucede cuando la visión se expone a situaciones de luz intensa y se activa la visión fotópica.

Al contraerse la pupila intervienen los músculos circulares del iris o esfínter iridiano. Cuando esta se dilata intervienen los músculos radiales del iris.

Causas de las pupilas dilatadas

La midriasis o dilatación de la pupila puede producirse por diferentes causas:

Luz ambiental

Al despertar, después de varias horas dormidos, es normal que las pupilas estén dilatadas, al menos mientras consiguen adaptarse a la luz del día o la del lugar donde nos encontremos.

Otra de las situaciones habituales en las que las pupilas se dilatan, es cuando estamos en zonas oscuras, ambientes que no tienen la luz adecuada y en los que se dificulta ver con claridad, para aumentar la cantidad de luz que recibe el globo ocular las pupilas se dilatan.
Es tan sencillo como: a mayor luz recibida, la dilatación de la pupila será menor; a menor exposición a la luz, mayor dilatación.

Estímulos emocionales

Otra de las causas naturales de dilatación de la pupila son los cambios de ánimo bruscos. Emociones como la excitación, los nervios o el entusiasmo, provocan esta  reacción ocular. Sin influir en ello el nivel de luz del lugar donde nos encontremos, ni ningún otro condicionante.

Agentes químicos o drogas

Existen diversas sustancias que también favorecen la dilatación pupilar.  Algunas de ellas son el alcohol o las drogas, que producen una gran excitación de las fibras musculares que componen el iris. Existen también productos opiáceos que producen el efecto contrario, es decir, la contracción de la pupila.

Enfermedades

Enfermedades neurológicas

Padecer de tumor cerebral o edema cerebral puede producir una modificación del tamaño de las pupilas, incluso puede ser de manera distinta en cada uno. Esto sucede, por ejemplo, en casos de accidente cerebrovascular o hemorragia.

Lesión del nervio trigémino

Este nervio controla diferentes partes del rostro, cuando este se ve afectado, debido por ejemplo, a un traumatismo craneal,  la pupila queda dilatada permanentemente, además se produce parálisis, dolores en la mandíbula o migrañas.

Síndrome de Claude-Bernard-Horner

Cuando una de las pupilas se contrae, puede suceder que pensemos que la otra está dilatada. La lesión de la arteria carótida, un tumor pulmonar o daño en el encéfalo, pueden desencadenarlo y provocar hundimiento del ojo y caída del párpado.

Midriasis arreactiva simétrica

La dilatación del ojo se mantiene a pesar de que se encuentran expuestos a una luz brillante. Cuando esto sucede suele ser un indicativo de la existencia de daño cerebral grave, como sucede en los paros cardiorespiratorios.

Enfermedad oftalmológica

Si la dilatación de las pupilas no se debe a ninguna patología neurológica, pueden estar causadas por alguna lesión estructural del ojo que esté afectando el bienestar ocular. Un desgarro producido como consecuencia de un golpe, el glaucoma o la isquemia del iris son posibles causas que lo explican.

FUENTE: Oftalvist.es