parallax background

¿Las gafas de realidad virtual afectan mi visión?

¿Qué procedimientos quirúrgicos se están utilizando para cambiar el color de los ojos?
29 diciembre, 2017
¿Cómo afecta el estrés a nuestra visión?
6 enero, 2018

¿En qué consisten las gafas de realidad virtual?
Las gafas de realidad virtual son unas gafas con un mecanismo que nos permite observar una simulación virtual en la que parece que estamos inmersos nosotros mismos. Cuando nos las ponemos parece que nos hemos transportado a ese lugar virtual.
Podemos utilizar estas gafas para vivir una experiencia emocionante y distinta o para jugar a videojuegos en primera persona.

¿Cómo funcionan las gafas de realidad virtual?
Las gafas de realidad virtual funcionan con un sistema óptico formado por varios componentes. De estos componentes los más importantes son unas lentes y una pantalla dividida en dos partes.
Este sistema óptico consigue que cada lado de la pantalla dividida proyecte una imagen distinta en cada uno de nuestros ojos.
Con esto se pretende obtener una buena percepción de profundidad o visión en tres dimensiones. Dependiendo de la calidad de las gafas de realidad virtual y la resolución de sus pantallas, se conseguirá con sus sistemas, un mejor efecto tridimensional y un mayor realismo.
Además las gafas de realidad virtual pueden llevar incorporados sensores para saber donde dirigimos la mirada, sonido envolvente u otros componentes para mejorar la experiencia.

¿Las gafas de realidad virtual afectan a mi visión? Posibles problemas

Estas gafas nos hacen vivir una experiencia nueva y muy interesante. Pero debemos plantearnos si es posible que el uso de estas gafas perjudique nuestra visión.

1. Si analizamos el funcionamiento de las gafas de realidad virtual, nos damos cuenta de que lo que hacen es proyectar una imagen distinta en cada uno de nuestros ojos. Esto lo que hace es romper la visión binocular (una misma imagen vista por ambos ojos) a la que nuestros ojos están acostumbrados. Nuestro cerebro tiene que procesar a la vez dos imágenes distintas.

2. Además, las imágenes provienen de una pantalla situada muy cerca de nosotros, por lo que los ojos tienen que estar todo el rato enfocando esa imagen cercana. Recordemos que nuestros ojos están relajados en visión lejana y enfocando en visión lejana.

3. También hay que tener en cuenta que al tener la pantalla tan cerca de nuestra cara nos llega una cantidad de luz bastante intensa directamente a los ojos. Esta luz puede llegar a ser peligrosa.

Teniendo en cuenta estos tres factores, podríamos decir que las gafas de realidad virtual producen un sobreesfuerzo de nuestro sistema visual. Su uso continuado podría debilitar y agotar nuestro sistema visual. Pero, evidentemente estamos hablando de un uso abusivo, podemos disfrutar de ellas pero con moderación.