parallax background

OFTALMOLOGÍA Y OPTOMETRÍA, DOS PROFESIONES DIFERENTES

UNA LABOR HISTÓRICA CON VISIÓN A FUTURO
12 septiembre, 2016
DALTONISMO
12 septiembre, 2016
Con el avance de las ciencias en las diversas ramas del saber, el hombre se encuentra en la era de subespecialidades. Es así como hoy existen médicos cirujanos oftalmólogos dedicados a enfermedades del segmento anterior y cirugía refractiva, al glaucoma, a la retina y el segmento posterior, al estrabismo y la oftalmología pediátrica, a las patologías de las vías lagrimales y órbita, a la cirugía plástica ocular, entre otras, para lo cual se requiere el entrenamiento de siete años para ser médico general, por lo menos un año de práctica (generalmente en área rural), tres años de especialización y de uno a dos años de subespecialización, para ofrecer un servicio de las más alta calidad, amén de la necesaria y permanente actualización en cursos y congresos y de la altísima inversión en equipos, cada vez más costosos, para poder ofrecer lo mejor a los pacientes.
Los médicos tienen la obligación de asumir la responsabilidad de los actos médicos o quirúrgicos que realicen, por lo que cada día con mayor frecuencia se ven abocados a demandas, a pesar de ser una profesión de medios y no fines .

La optometría es una profesión paramédica, con una duración de cinco años, durante los cuales se entrena a un bachiller para recetar y adaptar lentes de armazón y de contacto, y en algunas escuelas a realizar tratamientos de ortóptica a pacientes estrábicos. Al no tener formación médica no podían formular.
Durante el gobierno de Ernesto Samper se firmó el decreto número 1340, que autoriza a los optómetras a formular, exigiéndoles sólo un diplomado de 230 horas.
La Sociedad Colombiana de Oftalmología y los oftalmólogos del país rechazan este decreto, por considerar que la formulación de medicamentos es un Acto Médico y como tal debe ser hecha solo por médicos, además, para hacer una adecuada formulación en ciencias básicas, como la embriología, la histología, la anatomía, la fisiología, la patología, la farmacología, la inmunología, y sobre todo un largo y vigilado proceso de entrenamiento clínico, lo que requiere de años y no de un diplomado de 23 horas , el cual al facultarlos legalmente para asumir un acto médico, les está dando la responsabilidad que este implica y se vendrán entonces innumerables demandas en su contra.

Además el ojo no es un órgano aislado y como tal interactúa con el resto del organismo. Es así como enfermedades generales como la diabetes, la hipertensión arterial, afectan los ojos. Las drogas sistémicas tienen efectos colaterales en ellos y drogas usadas en forma de gotas oculares tienen efectos en otros órganos como el corazón y los pulmones, y otras interrelaciones que solo pueden ser previstas y evaluadas por alguien que como médico general estudió todo el organismo y sus patologías.

Los oftalmólogos consideran que el ojo es un órgano delicado y vital para hacer este tipo de experimentos, por lo que la Sociedad Colombiana de Oftalmología prohibe a sus miembros participar en este diplomado y está adelantando las acciones legales a que haya lugar para evitar este exabrupto, que va en perjuicio de los pacientes, los oftalmólogos y los mismos optómetras.