Es una intervención quirúrgica para tratar el glaucoma. Su finalidad es hacer disminuir la presión intraocular que se encuentra aumentada en esta enfermedad. Su uso está indicado en aquellos pacientes que no se logra controlar la presión intraocular adecuadamente ya sea mediante el uso de tratamiento médico (hipotensores oculares en gotas). Esta cirugía se practica generalmente en personas que presentan un glaucoma de ángulo abierto, cuando este no evoluciona favorablemente tras un tratamiento con fármacos, existiendo el peligro de deterioro severo de la capacidad visual. Se realiza normalmente con anestesia local.
Esta intervención consiste en crear una filtración en el ojo para que circule mejor el líquido o humor acuoso y así poder disminuir la presión intraocular que está alta, existiendo distintas técnicas para lograr este fin. En algunos casos, es necesario colocar un implante valvular, que consiste en la colocación de un sistema artificial para facilitar la evacuación del humor acuoso.
BENEFICIOS DEL PROCEDIMIENTO Disminuye la presión ocular previniendo una destrucción irreversible del nervio óptico y la disminución del campo visual que lleva a la pérdida de la visión.
Es es un procedimiento que consiste en realizar quirúrgicamente un agujero en la base del iris para evitar el aumento de la presión intraocular o los bloqueos a la circulación del humor acuoso. Se usa en casos de glaucoma de ángulo estrecho. Este se realiza en los casos en que la vía de drenaje del humor acuoso esté estrecha u ocluida, dificultando la evacuación del líquido que se produce dentro del ojo hacia la circulación externa, lo cual originaria un aumento de la presión intraocular (glaucoma) El procedimiento disminuye las posibilidades de presentar un ataque agudo de glaucoma en el futuro. Está cirugía se realiza principalmente para el tratamiento del glaucoma de ángulo cerrado.
Este es un procedimiento que se realiza bajo anestesia tópica, esto quiere decir con la ayuda de gotas para anestesiar el ojo, y con la ayuda de un lente de contacto especial se realiza una pequeña apertura en el iris para crear una comunicación para el paso del humor acuoso de la cámara posterior a la cámara anterior del ojo sin tener que pasar por la pupila y así evitar el bloqueo de la circulación del líquido interno del ojo lo que podría ocasionar un ataque agudo de glaucoma. Se emplea generalmente láser YAG. Previamente a realizar el procedimiento se administra una gota de un colirio de policarpina lo que produce como efecto una disminución del tamaño de la pupila (miosis). A continuación se aplica el láser, que se concentra mediante una lente directamente sobre el iris para evitar dañar la còrnea. Poco a poco se consigue que se forme un orificio a través del cual se puede ver el cristalino.
Abrir chat
1
Agenda tu cita
Hola. Agenda tu cita aquí
Powered by