Es un procedimiento quirúrgico que consiste en la modificación de los músculos que rodean los ojos y conseguir de esta forma su alineamiento y la desaparición del estrabismo; realizando el “fortalecimiento” de algunos músculos de ojo y el “debilitamiento” de otros, para cambiar su fuerza efectiva sobre el globo ocular y lograr el alineamiento. La cirugía lleva entre 30 y 60 minutos, en promedio.
Resección músculos rectos: Cirugía en la cual el músculo es colocado en una posición diferente. Puede realizarse sobre los músculos rectos horizontales o verticales para corregir desviaciones en estos sentidos. La técnica busca lograr la alineación paralela de los ojos. Retro inserción Muscular: Consiste en modificar la inserción de los músculos poniéndolos más lejos del limbo corneal. Puede realizarse sobre los músculos rectos horizontales o verticales y sobre los músculos oblicuos. La técnica persigue la alineación paralela de los ojos.
En algunos casos puede ser que los ojos no quedan perfectamente bien alineados, en estos casos pueden ser requeridas varias cirugías. Se pueden presentar otras complicaciones como sangrado en el ojo o alrededor del mismo, infección, y los riesgos asociados a la anestesia general.
El paciente de estrabismo puede realizar actividades de juego no bruscos normalmente luego de los dos días de la operación. Al día siguiente de la intervención, el paciente debe concurrir al consultorio para un control. El o los ojos suelen quedar enrojecidos durante dos semanas. A lo largo de ese tiempo resulta preciso emplear gotas oculares. En el transcurso del postoperatorio el paciente percibe un cuerpo extraño y siente que le “tira” cuando mueve los ojos. Esta sensación lo acompaña durante dos a tres días.
Abrir chat
1
Agenda tu cita
Hola. Agenda tu cita aquí
Powered by