estrabismo

Estrabismo

Normalmente los ojos en mirada lejana tienen sus ejes ante posteriores paralelos. Cuando este paralelismo desaparece se trata de estrabismo. La desviación de un ojo con respecto al otro puede ser hacia dentro de la nariz (estrabismo convergente) o hacia fuera de la nariz (estrabismo divergente). En algunos casos puede haber estrabismo vertical, es decir, desviación de un ojo hacia arriba o hacia abajo con respecto al otro. También pueden presentarse combinaciones de estrabismos verticales y horizontales

El estrabismo puede estar motivado por el funcionamiento deficiente de la musculatura ocular, pero se comprueba con frecuencia que esta alteración coexiste con una incapacidad del cerebro para funcionar las dos imágenes. Cuando un niño tiene estrabismo, sus ojos no están alineados. Un ojo puede estar desviado hacia adentro, afuera, arriba o abajo, mientras que el otro ojo mira hacia el frente. Cuando los ojos no están alineados, las imágenes obtenidas por ambos ojos son muy diferentes y el cerebro no logra fusionarlas. Si el estrabismo no es tratado, el cerebro puede ignorar el ojo que no está alineado y desarrollar ambliopía.

Tratamiento del estrabismo

El estrabismo se trata corrigiendo el problema que produce la desviación de los ojos. El tratamiento puede alinear los ojos y permitir que el niño mire claramente. El tratamiento del estrabismo evita otros problemas como la ambliopía.

Anteojos: se indican en los niños con problemas de enfoque para permitir que miren claramente. En algunos casos se pueden utilizar lentes de contacto, esta decisión se discute con el médico tratante.

Cirugía: Es un procedimiento quirúrgico que consiste en la modificación de los músculos que rodean los ojos y conseguir de esta forma su alineamiento y la desaparición del estrabismo; es decir realizar el “fortalecimiento” de algunos músculos de ojo y el “debilitamiento” de otros, para cambiar su fuerza efectiva sobre el globo ocular y lograr el alineamiento.En algunos casos es necesario realizar cirugía para poder alinear los ojos. La cirugía lo que busca es el ajuste de ciertos músculos.
Esta cirugía ayuda a los músculos a mover al ojo adecuadamente.
La cirugía de estrabismo es una cirugía común y segura. El cirujano lo que busca es un cambio de tamaño (al cortar un fragmento) o localización (desplazándolo) de los músculos. Al realizar este pequeño cambio en los músculos, el ojo se alinea adecuadamente.

Las dos técnicas quirúrgicas más utilizadas son:

Recesión: Cirugía en la cual el músculo es colocado en una posición diferente.
Resección: Cirugía en la cual se corta una porción del músculo.